Inclusión financiera

(c) Tom Weller/HelpAge International Tom Weller/HelpAge

La mayoría de las personas mayores en países de bajos y medianos ingresos depende de múltiples fuentes de ingreso para su sobreviviencia entre ellas, pensiones,  empleo, pequeños emprendimientos, rentas, ahorro e, incluso, el apoyo financiero de familiares y amigos. A menudo, estas fuentes de ingresos son irregulares y poco estables.

Los sistemas de pensiones sostenibles relacionados con los servicios financieros pueden apoyar a las personas mayores a tener un ingreso más estable y adecuado. Sin embargo, en los países de bajos y medianos ingresos sólo una de cada cuatro personas mayores de 65 años recibe una pensión por jubilación.  

Muchas personas mayores no tienen acceso a una cuenta bancaria donde pueden acumular dinero en efectivo de forma segura, y se enfrentan a restricciones para acceder a créditos de instituciones financieras debido a las regulaciones en los límites de edad.  

Promover la inclusión de las personas mayores

El trabajo de HelpAge en inclusión financiera está estrechamente relacionado con el trabajo en protección social y  medios de vida para:         

  • Mejorar la recopilación de datos sobre la seguridad de ingreso en la vejez , optimizar la información  y coadyuvar a la implementación de las políticas existentes y otras           
  • Promover que los gobiernos den prioridad a la extensión de las pensiones sociales, para cerrar la brecha de cobertura de pensiones lo más rápido posible, garantizando un ingreso mínimo en la vejez
  • Eliminar los desincentivos al ahorro en la vejez, evitando quiebres en el diseño del sistema de pensiones          
  • Impulsar la eliminación de los límites de edad          
  • Empoderar a las personas mayores para que utilicen el sistema financiero y  sus plataformas digitales.

Marcando la diferencia 

HelpAge, durante el período 2007/8 a 2012/13, contribuyó a la extensión de las pensiones no contributivas para que hoy lleguen a 9 millones de personas adultas mayores en diferentes regiones del mundo. Ingresar al observatorio de pensiones.

El trabajo de investigación desarrollado en colaboración con el Centro para la Inclusión Financiera en Acción y la Fundación MetLife demuestra la exclusión financiera de las personas adultas mayores, a objeto de crear conciencia sobre este problema en gobiernos, proveedores de servicios financieros, académicos y profesionales afines. 

Datos reveladores

  • En América Latina, el Caribe, Asia y el Pacífico, sólo la mitad de las personas mayores tiene acceso a una pensión.
  • La cobertura de pensiones en África sólo asciende a 21%. (OIT, 2014)
  • La diferencia media entre los límites de edad para recibir un crédito y la esperanza de vida es de 15 años, lo que significa que muchas personas viven durante más de una década sin poder acceder a créditos
  • En los países de bajos y medianos ingresos menos del 50% de las personas mayores tiene una cuenta en una institución financiera formal.