María Catalina Henríquez, 67 años. Honduras

Maria CatalinaMaría Catalina es viuda desde hace 35 años, tiene 3 hijos y 8 nietos a los que ve de vez en cuando, pero  vive  con su nieto de 16 años que dejó los estudios. A sus 67 años, María Catalina viaja  todos los días cerca de dos horas para dirigirse a un mercado en Tegucigalpa, donde  tiene un puesto y comercializa las verduras  y frutas que ella misma cultiva.

La falta de oportunidades obligó a María a no asistir a la escuela, sin embargo, esto no impidió que trabaje como negociante en el mercado, aunque no logra calcular  el monto de sus ingresos mensuales.  "No sé leer ni escribir porque no fui a la escuela, pero sí se  sumar y restar y me las arreglo en mercado".

María Catalina afirma que debe continuar trabajando para ganarse la vida porque no cuenta con una pensión del Estado. "Siquiera para pasar la vida uno gana, ¿verdad? Ahora ya no hay trabajo, la capacidad ya no le da a una". Asegura que esta situación se debe a su falta de educación, su estado de salud y la falta de fuerzas por la edad. 

El estado de salud de Maria Catalina no es de los mejores, menciona que tiene problemas de presión alta, la vista y dolores en el pecho. Es por eso que acude  cada 15 días hospital , donde la atienden y recibe una rebaja en los medicamento por sus edad.

Si bien la atención médica que le brindan le ayuda a sobrellevar su estado de salud, Maria Catalina asegura tener un poco de temor, sobre todo al caminar y cruzar las calles de la ciudad por el problema de vista que tiene.

María Catalina siente que no tuvo las suficientes oportunidades en la vida  y que ahora ya no tiene tiempo de alcanzar los sueños de prosperidad que tenía antes. "Mi sueño es querer prosperar, pero ya una ya no tiene mucha más vida".

Estrategia regional de implementación para América Latina y el Caribe del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre Envejecimiento

Descargar el documento en versión PDF.

Tags for this page