Juan Yugar Ramírez, 68años, Bolivia

Don Juan Yugar mejoro su alimentación y calidad de vida con el proyecto de HelpAge Don Juan Yugar mejoró su alimentación y calidad de vida con el proyecto de HelpAge (c) Liset Larico Don Juan Yugar Ramirez tiene 68 años, vive en la provincia Poroma, en el sur de Bolivia, trabaja como agricultor en una pequeña parcela de tierra, donde siembra productos agrícolas que le sirven para alimentarse.

Sin embargo, desde hace algunos años, las frecuentes sequías que afectan esa región, están provocando escases de alimentos en su comunidad. Esta situación obliga a los más jóvenes a migrar a las ciudades y a las personas adultas mayores a quedarse, en muchos casos, al cuidado de sus nietos.

"Antes había buena lluvia y se producía bien, ahora el clima ha cambiado, ya no llueve, ya no se puede vivir. Por eso mis hijos han migrado, por el cambio de clima, yo no me he quedado en mi comunidad, yo también he migrado a la ciudad pero como ya soy viejo he tenido que volver. A veces se produce poco en estas tierras, ni para llenar el estómago alcanza", dice don Juan.

Sumaj Punchay, contraparte de HelpAge en Bolivia, viene implementando un proyecto que busca abastecer de agua a más de 1.200 personas mayores y sus familias, con el propósito de disminuir su vulnerabilidad y garantizar su seguridad alimentaria en Poroma y Tarabuco, regiones del sur de Bolivia con altos índices de pobreza. 

El proyecto centra sus acciones en la implementación de huertos familiares, sistemas de micro riego y la construcción de tanques de almacenamiento de agua. La iniciativa también impulsa la capacitación de las personas mayores y otros miembros de la comunidad en el uso sostenible y eficiente de los sistemas de agua y riego para una mejor adaptación a los efectos del cambio climático.

Hasta el momento el proyecto ha logrado que las personas mayores, además de contar agua, asegurar su alimentación y la de sus familias, también generen ingresos con la comercialización de los productos excedentes en los mercados de las ciudades, mejorando de esta manera su economía, la de sus familias y la comunidad.

Juan asegura que el proyecto ha beneficiado a su familia y toda la comunidad, su alimentación ha mejorado y cuenta con agua limpia para regar su huerto. "Con el agua del estanque me aseo y lavo mi ropa. Mis animales también tienen agua. Con lo que produzco puedo comer y vender. Me siento contento, ahora me voy a quedar en mi comunidad, voy comer, voy a poder sobrevivir".

Contrarestando los efectos

Vea el video para saber más sobre este proyecto en Bolivia "Disminución de la vulnerabilidad de los adultos mayores ante el cambio climático"

Las personas mayores son productores y
proveedores de alimentos, sin embargo millones de ellos pasan
hambre. Horizontes 76 considera los motivos por los cuales esto sucede, desde el incrementos de
los precios globales de alimentos, hasta la falta de conocimientos
sobre las necesidades nutricionales de las personas mayores.

Descargar Horizontes 76

Tags for this page