Juan Fleitas, 95 años, Paraguay

  Don Juan Fleitas, tuvo que trabajar desde muy jovén, combatió en la Guerra del Chaco, pero la batalla más dura que tuvo librar fue para acceder a su jubilación. Don Juan Fleitas, tuvo que trabajar desde muy jovén, combatió en la Guerra del Chaco, pero la batalla más dura que tuvo librar fue para acceder a su jubilación. (c) CECTEC-TEKAHOA / HelpAge International

Don Juan Climato Fleitas Mongelos de 95 años, nació en Arekita, Paraguay el año 1916. Sus padres fallecieron antes de la guerra del Chaco. Su madre murió cuando él tenia apenas 11 años, a los 16 asistió al cuartel y a sus 17 fue reclutado para la guerra.

Junto a él, cuatro de sus hermanos asistieron al frente de batalla. Sólo tres, retornaron con vida. En los campos de guerra, Juan se enfermó de paludismo y, durante el tratamiento, se reencontró con uno de sus hermanos, quien fue herido. Muchos de sus amigos murieron en diferentes batallas. Juan estuvo en las trincheras y presenció situaciones trágicas, cuerpos esparcidos, sangre, sed y hambre. Estas vivencias las recuerda todos los días, son episodios que siempre estarán presentes en su memoria, ya que se tratan de momentos históricos en la vida de don Juan y de su país.

Al terminar la guerra, Juan retornó a su hogar, donde junto con su hermano, trabajó como agricultor y arreglando las vías de trenes en la empresa de ferrocarriles. Sus otros hermanos trabajaron transportando algodón en carretas. A los 22 años Juan conoció a María de 14 años con quien se casó muy enamorado. Desde 1939 trabajó en el ferrocarril, y lo hizo durante 26 años.

Después de muchos años de trabajo Don Juan fue despedido faltando apenas dos años para su jubilación. Entonces tuvo que trabajar rompiendo piedras para sobrevivir. La empresa no quería pagar la jubilación a sus trabajadores pues al pasar a manos del Estado la empresa quebró. Después de muchas dificultades, Don Juan logró obtener su jubilación pero ésta era mínima. Al terminar la dictadura recién obtuvo un incremento, además también pudo cobrar una pensión por ser excombatiente de la guerra del Chaco.

"No suelo enfermarme, ahora recién comenzaron algunos problemas en mi salud", cuenta Don Juan, quien tuvo un accidente mientras podaba un árbol. Ahora se encuentra en tratamiento, gracias a que sus hijos le ayudan.

En Artigas es miembro de la Asociación de Excombatientes. El año pasado, recibieron un aumento, para Juan es un monto muy alto y comenta: "Tuvimos atrasos; pero ahora estamos al día y la verdad, es alto el sueldo que percibimos ahora, comparando al monto que antes nos daban. Tal es así; que me fui a averiguar si no se trataba de una equivocación".

Tags for this page