Hilda Rojas, 73 a駉s, Paraguay

Hilda Rodas, adulta mayor de Paraguay ayuda a alfabetizar en su comunidad Hilda Rodas, adulta mayor de Paraguay ayuda a alfabetizar en su comunidad (c) CECTEC-TEKAHOA / HelpAge International La señora Hilda Rojas tiene 73 años, al igual que sus padres, ella nació en General Artigas, Paraguay. Sus progenitores se casaron después de la guerra del Chaco, ambos eran agricultores y vendían lo que escasamente les sobraba para alimentar a su familia. Sin embargo y pese a las limitaciones, Hilda logró terminar sus estudios y se recibió como profesora de la normal.

Se casó, tuvo un hijo y trabajó ejerciendo la docencia. Cuando cumplió 31 años de docente se jubiló pero continúa enseñando en la universidad y también es educadora popular. Trabaja en el área de alfabetización con el sistema Bi-Alfa, apoyando la formación de comités. "Yo no tengo problema para seguir trabajando. Primero, porque tengo preparación para trabajar con la gente; segundo, porque hay mucha necesidad y tercero, porque soy jubilada y me gusta servir a los demás. Trabajo hay mucho y es muy poco lo que se gana. Mi ganancia en realidad es poder compartir con la gente, poder servir y  ser útil", comenta Hilda.

Su esposo está enfermo, jubilado y tiene un sueldo muy bajo. Hilda trabaja como funcionaria de la Secretaría de la Niñez (CODENI) en la Municipalidad y en la Unidad de Gestión y Desarrollo Comunitario; aun así cuenta con menos dinero que antes ya que gasta mucho en el costoso tratamiento de su esposo. Ambos tienen un hijo que estudia en Austria y lo apoyan como pueden para su estudio. Tanto Hilda como su esposo tienen la esperanza de ver a su hijo profesional  y que sobresalga en la vida. "Me siento rica con la familia que tengo", afirma.

Tags for this page