Felicitas Palomino, 76 años, Perú

Tiene 76 años, vive en la comunidad de Arway, del distrito de Huamanguilla, provincia Huanta en el departamento de Ayacucho.

Doña Felicitas Palomino Quispe, no pudo realizar estudios en ningún establecimiento educativo ya que sus padres consideraban que no era importante el estudio y menos para las mujeres, por esta razón doña Felicitas es analfabeta.

Vive con su esposo Casiano y su hija Apolinaria, sus otros hijos viven en Lima y suelen enviarle dinero para que compre las medicinas que necesita para tratar su hipertensión arterial.

A pesar de sus 76 años continúa trabajando en el campo para subsistir, toda su produccion agrícola alcanza solamente para comer. Si hija Apolinaria tiene que criar a sus hijos y trabajar la chacra, ella es se hace carho de su madre.

"Cuando me sube la presión me duele mucho la cabeza y camino como borracha, sólo mis pastillas me controlan y la pastilla que me da la posta es muy poquito cuando dejo de tomar mi presión sube hasta 160. Mi hijo vino y me llevó de emergencia a la clínica porque ya estuve muy mal" comenta Felicitas.

El servicio médico lo cubre el Seguro Integral de Salud (SIS) pero la atención es solamente una vez al mes, los medicamentos que le dan sólo alivian el dolor y una vez que Felicitas deja de tomarlos éste vuelve.

Para acudir al centro de salud, Apolinaria debe salir de su comunidad a pie hasta la carretera que esta a una hora para después subir a un bus que la lleve hasta el centro de salud. Felicitas cumple con el tratamiento y las recomendaciones del médico y trata de no preocuparse mucho por dinero ni de su situación en el futuro; actualmente, asiste a una reunión con un grupo de ancianos para distraerse.

Felicitas espera que lleguen más y mejores médicos al centro de salud en Huamanguilla para así no tener que ir hasta Ayacucho pues le resulta más costoso el llegar ahí.

Dona ahora

Tags for this page