Grupo de trabajo de la ONU: La Convención por los derechos de las personas mayores continúa como tema de debate

22/08/2013

Por Bridget Sleap

22 de agosto de 2013

Del 12 al 15 agosto con una amplia participación de representantes de la sociedad civil se realizó en Nueva York el cuarto periodo de sesiones del Grupo de Trabajo de Composición Abierta sobre Envejecimiento de Naciones Unidas (OEWGA, por sus siglas en inglés).

Este Grupo de Trabajo fue creado en 2010 para debatir y analizar la necesidad de implementar nuevos instrumentos legales internacionales para proteger los derechos de las personas mayores.

La campaña ADA promovió que los Estados miembros participen en la cuarta reunión del Grupo de Trabajo de Composición Abierta sobre Envejecimiento (c) CECTEC

Este año, los Estados miembros discutieron los resultados del Plan de Acción sobre Envejecimiento de Madrid (Madrid +10)e hicieron una revisión a los avances en cuanto a  instrumentos regionales en África, Europa y la región interamericanapara la protección de derechos humanos; además considerear los derechos a la seguridad social, la salud, el empleo y la no discriminación.

Fuerte presencia de la sociedad civil

La presencia de la sociedad civil en general, fue más fuerte que en otras ocasiones y todos los asistentes unieron sus voces para hacer un llamado para promover una nueva Convención por los derechos de las personas mayores.

HelpAge International estuvo presente en esta reunión internacional a través de una delegación conformada por miembros de organizaciones Afiliadas y contrapartes de Eslovenia, Irlanda, Nepal, EE.UU. y Reino Unido, quienes intervinieron en todas las sesiones, eventos paralelos y reuniones de información para ONGs. El Equipo de HelpAge también sostuvo reuniones con delegaciones gubernamentales a lo largo de la semana en la que se desarrollo la reunión.

Durante las sesiones fue posible presentar pruebas sobre las situaciones de discriminación y violaciones de derechos de las personas mayores que se producen en todo el mundo.También explicamos y demostramos por qué el Plan Madrid y los instrumentos regionales de derechos humanos existentes no son suficientes para proteger los derechos de las personas mayores, además expusimos nuestros argumentos sobre cuáles son los principales elementos que una nueva Convención por los derechos de la personas mayores debería incluir, esperamos que estos argumentos sean tomados en cuentaen la siguiente reunión del Grupo de Trabajo.

Nuestro trabajo de incidencia y la acción ciudadana a través de campaña global Adultos mayores Demandan Acción previos a la reunión dieron buenos resultados, por ejemplo, las intervenciones de los Gobiernos de Eslovenia y Nepal, Sudáfrica e Indonesia que ahora tienen una postura de apoyo a una nueva Convención.

También destacamos que otros Estados miembros asisten por primera vez, por ejemplo, Kirguistán, Haití y Mozambique. Pero también hubieron decepciones; algunos Estados miembros que en sesiones anteriores habían mostrado apoyo a una convención este año no manifestaron la misma postura, así mismo otros estados miembro que se habían comprometido a enviar delegados a la reunión no lo hicieron.

La red europea

Por primera vez este año la red HelpAge europea trabajó en una estrategia de influencia para participar en la Reunión del Grupo de Trabajo de Composición Abierta sobre Envejecimiento. El objetivo de esta estrategia, que los Estados miembros de la Unión Europea sigan apoyando la iniciativa del Grupo de Trabajo sobre envejecimiento y participen de manera constructiva.

La estrategia también estuvo orientada a promover entre los miembros de la Unión Europea mayor reconocimiento de la existencia de distintas situaciones como son las violaciones a los derechos de las personas mayores y los distintos tipos de discriminación que ellas experimentan, además de analizar los mecanismos existentes concluyendo que no son utilizados adecuadamente en las distintas regiones y aún queda mucho por hacer para garantizar esto.

El camino que aún falta

Todavía  persisten posturas divididas entre los Estados miembros respecto a la necesidad de una nueva Convención sobre los derechos de las personas mayores; sin embargo, incluso aquellos que no cree apoyan  una convención reconocen la necesidad de seguir discutiendo y analizando cuáles son los mejores instrumentos de protección de los derechos de las personas mayores.

El debate al interior del Grupo de Trabajo de Composición Abierta sobre Envejecimiento continuará y esto implica que tenemos mucho más trabajo por delante orientado a construir sobre nuestros éxitos y mantener el proceso de avanzar hacia una nueva convención por los derechos de las personas mayores.

Comment on this page

Comments are moderated before publication. Not all comments will be published.