El 50 % de las personas mayores en la regi髇 est醤 desprotegidas

10/12/2012

Por Isabel Rivera

10 de diciembre de 2012

Día Internacional de los Derechos Humanos Día Internacional de los Derechos Humanos (c) Sebasti醤 Ormachea / HelpAge International

Cerca del 50 por ciento de las personas mayores no gozan del beneficio de una pensión o jubilación, instrumentos clave para sortear la pobreza y la desprotección en la vejez. Las personas mayores de la región están en situación de vulnerabilidad en el ejercicio normal de sus derechos debido a una fuerte dispersión normativa, técnica y jurídica para garantizarlos.

El panorama de la vejez en la región es un asunto cada vez más complejo y desafiante; no sólo porque la población está envejeciendo a un ritmo acelerado - En menos de 40 años, la proporción de personas mayores pasará del 10 al 25 por ciento - sino por el impacto macroeconómico y social de este incremento demográfico sobre los actuales sistemas de protección y de derechos. Lo que generará un fuerte desafío para garantizar los derechos humanos de este grupo etáreo a fin de evitar que el porcentaje de la población adulta mayor vulnerada siga en aumento.  

En lo últimos diez años, la mayoría de los países latinoamericanos han incorporado en mayor y menor medida y con distintos enfoques las recomendaciones emanadas por el Plan Madrid (2002)Declaración de Brasilia (2007), para garantizar el goce efectivo de los derechos humanos en la vejez; pero pesar de ello, las personas mayores continúan entre los grupos más vulnerables, discriminados y desfavorecidos de la sociedad latinoamericana, en especial las personas mayores de estratos con ingresos bajos,  mujeres, trabajadores informales y agrícolas, así como originarias y  afrodescendientes.

Personas mayores vulneradas

Solamente en seis países, Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba y Uruguay  más del 50 por ciento de las personas mayores pertenecen a un sistema de previsión social; en tanto que en El Salvador, Guatemala, Honduras y República Dominicana, menos del 15 por ciento de las personas mayores  están protegidas de manera integral.

Según la reciente publicación lanzada por el UNFPA y HelpAge International,"Envejecimiento en el Siglo XXI: Una Celebración y un Desafío", a nivel global los datos determinan ciertas tendencias:

  • 43 por ciento de las personas mayores temen ser objeto de violencia personal
  • Sólo 49%  sienten que se les trata con respeto
  • El 53% tropieza con dificultades para cubrir sus servicios básicos
  • 34% enfrentan graves dificultades para acceder a los servicios de salud

  • Proyecto de Convención Interamericana a favor de los derechos de las personas mayores

    Sin embargo, este 10 de diciembre, la región celebra el Día internacional de los Derechos Humanos dando pasos específicos frente al inminente envejecimiento demográfico del hemisferio.

    A fines de octubre de 2010 durante una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos, OEA  expertos en la temática, en la que participó HelpAge como entidad especializada de la sociedad civil,  efectuaron un complejo análisis sobre la situación del envejecimiento en la región y destacaron la necesidad estimular la cooperación regional para encontrar mecanismos eficaces y específicos a fin de garantizar la calidad de vida, el bienestar, la salud y demás derechos de las personas mayores.

    Como resultado de esta sesión extraordinaria, se firmó una Resolución sobre "Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores", y se encomendó al Consejo Permanente la creación de un Grupo de Trabajo con el mandato de desarrollar un informe de análisis situacional de las personas mayores en el hemisferio y la efectividad de los actuales  instrumentos universales y regionales vinculantes de derechos humanos con relación a la protección de los derechos de las personas mayores.

    El informe, fue presentado a fines del 2011 y  reveló que las personas mayores se encuentran en situación de vulnerabilidad en el ejercicio normal de sus derechos y la existencia de una fuerte dispersión normativa y técnica para garantizarlos. El reporte  destacó la necesidad que los Estados adopten medidas para asegurar el ejercicio pleno y la  efectiva tutela de sus derechos, contemplando las situaciones particulares a las que están sometidas en cada país.

    Entre las conclusiones del informe, se enfatizó la necesidad de que los Gobiernos deben asegurar que  este grupo vulnerable pueda gozar, como todos los demás ciudadanos, de todos los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, adoptando pautas afirmativas que aseguren  el derecho a la igualdad de oportunidades y a la no discriminación de las personas mayores.

    Una vez presentado el informe, se elaboró el Proyecto de Convención Interamericana sobre derechos humanos de las personas mayores. El documento actualmente  se encuentra en pleno proceso de enriquecimiento y negociación entre los diferentes gobiernos; aplicando una metodología participativa aprobada por el Grupo de Trabajo.

    A la fecha, ya fueron consensuados los nueve primeros artículos y se está analizando y enriqueciendo los siguientes, de un total de  44 artículos  que conforman el documento del Proyecto de Convención Interamericana y que serán tratados en siete sesiones de trabajo hasta el 2013, según el plan aprobado por el Grupo.

    Campaña de firmas a favor de la Convención Internacional de derechos para las personas mayores

    En Nicaragua se recolectaron cientos de firmas de apoyo a la petición de una Convención por los derechos de las personas mayores En Nicaragua se recolectaron cientos de firmas de apoyo a la petición de una Convención por los derechos de las personas mayores (c) Funite Nicaragua/ HelpAge International

    El Proyecto de Convención Interamericana dela OEA se trata, sin duda, de un avance de singular importancia a nivel regional y un positivo antecedente a nivel global, en cuanto a la defensa de los derechos de las personas mayores, ya que es un instrumento vinculante que busca dar solución a la actual dispersión normativa en el nivel regional y nacional y también, a los distintos enfoques adoptados por cada país en la temática.

    Pero no solamente la dispersión normativa sino también la especificidad del tipo de protección que requieren las personas mayores,  justifica contar con un instrumento jurídicamente vinculante, como es una Convención, que tutele sus derechos humanos, en el marco de la urgencia que impone el acelerado cambio demográfico del continente.

    El 1 de octubre de 2012, cerca de 30 organizaciones de  11 países de la región se unieron a la campaña global Adultos mayores Demandan Acción, ADA. Como en anteriores versiones, la campaña ADA promovió la creación de la Convención Internacional a favor de los derechos de las personas.

    Miles de personas, entre ellos ex Presidentes, alcaldes, defensores del pueblo  se están ya sumando a  la petición por la Convención mediante firmas, recolectadas en Perú, Argentina,  Bolivia, Nicaragua, Ecuador, entre otros países.

    La reafirmación de la voluntad de la sociedad civil y del compromiso de los Estados de garantizar los derechos humanos de las personas mayores, junto a la urgencia del tema y la necesidad de fortalecer la cooperación regional justifica y reafirma la decisión de  la creación de la Convención Interamericana para la efectiva protección de este grupo en situación de extrema vulnerabilidad.

    Firma la petición en línea a favor de la Convención de Derechos de las personas mayores.

    Tags for this page