14 de noviembre - Día Mundial de la Diabetes

03/11/2017

La diabetes hace parte de las Enfermedades No Transmisibles - ENT - donde están incluidos el cáncer, enfermedades cardiovasculares, respiratorias crónicas, entre otras, y que representan la causa más común de muerte y discapacidad en el mundo (dos de cada tres muertes).

La publicación "Envejecimiento y la Ciudad" destaca cómo los procesos de urbanización no planificada y el envejecimiento acelerado de las poblaciones están conduciendo a un aumento en los factores de riesgo de las ENT, particularmente en los países de bajos y medianos ingresos.

En la actualidad, dos de cada tres personas con diabetes viven en un entorno urbano. De los 34 millones de muertes en el mundo atribuidas cada año a una ENT, tres de cada cuatro son personas mayores de 60 años, mientras que tres de cada cuatro muertes ocurren en un país de ingresos bajos o medios.

Envejecimiento y la ciudad 2La publicación también resalta que la vida urbana puede reducir la capacidad de las personas de tomar decisiones saludables, y terminan consumiendo alimentos altos en grasa, azúcar y sal que son más económicos y más fácilmente disponibles que los alimentos nutritivos. Igualmente, la dependencia excesiva al transporte motorizado ha generado un descenso en las actividades físicas, exacerbados por los problemas de seguridad que enfrentan las ciudades.

Estos problemas pueden afectar a mujeres y hombres desproporcionadamente y de diferentes maneras. Sin embargo, las mujeres tienen más probabilidades de sufrir algunas ENT por limitaciones culturales, desigualdades en el acceso a los servicios y una pobreza más prevalente por la imposibilidad de acceder a sistemas de protección social. Más de 199 millones de mujeres viven hoy con diabetes, y se calcula que este número aumentará a los 313 millones para 2040.

La Organización Mundial de la Salud indica que las personas con diabeEnvejecimiento y la ciudad 1tes pueden vivir mucho tiempo y con buena salud si se cuenta con un tratamiento correcto que incluya dieta balanceada, actividad física y medicamentos oportunos. Sin embargo, los países de ingresos bajos y medios siguen enfrentando dificultades para que estos servicios sean asequibles y accesibles para todas las personas.

Hay mucho que los gobiernos y planificadores deben y pueden hacer para involucrar a las personas de todas las edades en estrategias para prevenir, detectar, diagnosticar y manejar las ENT a lo largo de la vida. Para conocer más, lo invitamos a leer la publicación completa aquí, resumen ejecutivo aquí

Tags for this page