Una intensa lluvia no empañó impacto de ADA en Paraguay

Por Isabel Rivera

6 de octubre de 2011

Adultos mayores de Paraguay congregados con sus autoridades regionales en el marco de la Campaña ADA 2011 Adultos mayores de Paraguay congregados con sus autoridades regionales en el marco de la Campaña ADA 2011 (c) CECTEC / Contraparte de HelpAge International

Itapúa, Paraguay.- A pesar de la intensa lluvia que anegó los caminos de tierra del municipio de Itapúa e impidió la llegada de decenas de adultos mayores, el pasado 1º de octubre nada pudo con la determinación de cinco de sus representantes quienes se hicieron  presentes para demandar el acceso a la pensión alimentaria ante  la Unidad de Economía Social y 11 intendentes municipales, en el marco de la campaña mundial Adultos Mayores Demandan Acción, ADA.

En un encuentro de camaradería, Las autoridades municipales se comprometieron ante los representantes a incluir dentro de sus presupuestos municipales el registro  o censo de las personas mayores, quienes podrán  luego aplicar para acceder a este beneficio, establecido de acuerdo a Ley Nº 3728/09.
En tres meses los adultos mayores de Itapúa podrían recibir la pensión.

Luego del a reunión del 1º de octubre, se iniciará el trabajo coordinado entre las Juntas Municipales de 11  distritos de Itapúa con el apoyo de CECTEC y las organizaciones sociales de personas mayores, quienes recibirán la pensión hasta diciembre de este año.
"Las autoridades de gobierno están admiradas por el trabajo que se está desarrollando en Itapúa porque en tres meses estamos logrando lo que al Gobierno le ha demorado dos años en otros 20 distritos. Las acciones y acuerdos  que estamos apoyando entre las asociaciones de personas mayores y los intendentes de los 11 municipios - en los que el gobierno no había considerado inicialmente - son positivas para todos, en especial para las personas mayores más vulnerables" declaró Alma Orihuela, de la organización CECTEC, contraparte de HelpAge International, organización promotora de la campaña ADA.

La Ley Nº 3728 del año 2009 establece el "derecho a la pensión alimentaria para las personas adultas mayores en situación de pobreza". Desde esa fecha hasta su reglamentación, un año después, el Ministerio de Hacienda está desarrollando de forma paulatina el proceso de registro e incorporación de los adultos mayores a recibir los beneficios de la mencionada Ley.

El Poder Ejecutivo, a través del decreto N° 4542/2010, reglamentó la Ley 3728/2009 "que establece el derecho a la pensión alimentaria para las personas adultas mayores en situación de pobreza".

Un subsidio para contrarrestar la extrema pobreza en la vejez.

La pensión que deberá recibir cada adulto mayor de 65 años y más se pagará de manera mensual y será igual a la cuarta parte del salario mínimo vigente. Este subsidio, que además será intransferible, no reembolsable ni acumulable, podrá ser otorgado a más de un miembro de una misma familia, siempre que cumplan con los requisitos establecidos.

Los requisitos para obtener el beneficio consisten en tener 65 años cumplidos o más, ser de nacionalidad paraguaya, fijar domicilio en el territorio paraguayo, contar con la aplicación de la Ficha Hogar, elaborada por la Dirección General de Encuesta, Estadísticas y Censos (DGEEC), que automáticamente emitirá el índice de Calidad de Vida (ICV) que lo califique en situación de pobreza y lo habilite a ser beneficiario del subsidio.

De acuerdo a una nota de prensa  publicada en La Prensa el pasado 14 de septiembre de este año,  sólo 15.067 adultos mayores han sido seleccionados en el Paraguay como potenciales beneficiarios que representa cerca del 3.75 % del total de adultos mayores de Paraguay  de acuerdo a datos del DGEEC al 2009. Del total de los adultos mayores, más de dos mil, el 13.33%  no ha podido acceder a la pensión  por problemas de documentación, como cédulas vencidas o por no contar con su cédulas de identidad.

El Blog de HelpAge

Conozca las opiniones de expertos, activistas y representantes de las organizaciones de adultos mayores de la región. Lea el Blog de HelpAge América Latina

Tags for this page